Mantenimiento del césped en invierno


11 El invierno es una estación muy dura para las plantas y para el césped.

Se deben realizar las tareas otoñales de preparación que harán posible que la hierba sobreviva a los agentes adversos que tendrá que soportar más adelante: viento, lluvia, nieve y bajas temperaturas. Durante la estación fría el césped permanece vegetando, las plantitas no se renuevan y su aspecto se va deteriorando presentando una apariencia más fea.

Es importante quitar las hojas que caen de los árboles y arbustos. Con temperaturas muy bajas y especialmente con las heladas, las especies de clima cálido (grama, gramón, zoysia, etc) se vuelven marrones y con un aspecto pajizo.

Si las heladas no son muy fuertes puede que no mueran y rebroten en primavera.

El riego en invierno será innecesario si se producen precipitaciones periódicas. Si no apareciesen las lluvias deberemos regarlo una vez cada 7 días.

En este periodo se suspende cualquier tipo de abonado y tampoco es necesario aplicar plaguicidas, ya que éstas no se manifiestan..