Mantenimiento del césped en sequía


11 Cuando planeamos la plantación de un césped, además del espacio y forma que va a ocupar debemos plantearnos las circunstancias derivadas del clima en que va a vivir.

En el clima mediterráneo uno de los factores cruciales es el periodo de sequía que deberá soportar en verano. Ya hemos hablado en otras ocasiones que debemos seleccionar una mezcla de semillas de variedades resistentes: Cynodon Dactylon, Festuca Arundinacea, Zoysia Japónica, etc.

Además podemos realizar labores que aumenten la resistencia del césped a la sequía. Regar abundantemente y con poca frecuencia para que las raíces se desarrollen en profundidad.

Evitar un crecimiento excesivamente fertilizando con altos niveles de potasio y bajos de nitrógeno.

Abonar en Septiembre y primera quincena de Diciembre. Cortar elevando en lo posible la altura de corte. Si se recomienda segar un césped de 4 a 6 cm, cortarlo a 6 cm.

Por último, cambiar el concepto de un césped verde en invierno, los más resistentes a la sequía, como medida vegetativa natural, también amarillean en otoño y vuelven a brotar en primavera.