Mantillo y compost


11 Muchos aficionados oimos hablar de elementos que podemos utilizar como sustratos o añadir a la tierra de nuestras plantas para mejorarla, pero en muchos casos no sabemos lo que realmente son.

Para quienes quieran conocer qué diferencia el mantillo del compost apuntamos a continuación qué es cada cosa. El mantillo, como bien indica su nombre, es una capa delgada que se forma en la superficie de la tierra en zonas boscosas y lugares con abundante vegetación.

Esta capa se forma por la descomposición de las hojas que caen de los árboles y arbustos del lugar. Este material es perfecto para mezclarlo con la tierra cuando ésta es muy arcillosas. La materia orgánica que incorpora compensa los incovenientes de estas tierras y las mejora para la plantación. El mantillo no incorpora muchos nutrientes por lo que es factible su utilización como sustrato puro. En la actualidad está prohibida la explotación de bosques para extraer mantillo, evidentemente como medida de protección del medio ambiente.

El compost se obtiene en el proceso de fermentación de materia orgánica.

Normalmente se utilizan restos de vegetales que se amontonan y se tratan para que el proceso sea óptimo. Se puede obtener de forma casera a partir de los deshechos domésticos y restos de poda del jardín. Hay un proceso de elaboración de compost en el que se emplean lombrices para obtener el resultado final.

Se denomina vermicompost. .