Multiplicación de rosales: estacas


11 Un método sencillo para conseguir nuevas plantas de rosas es plantar esquejes o estacas.

Si se realiza de la manera adecuada la mayoría de ellos enraízan y llegan a desarrollar la variedad de origen pero la planta no tendrá la resistencia de la planta madre. Los rosales más robustos son aquellos que están injertados en patrones muy rústicos y que suelen ser rosales silvestres.

Así son los rosales que encontramos a la venta en viveros y que conjugan la resistencia del patrón con la belleza del injerto. El otoño es la época ideal para obtener y plantar estacas. Se deben elegir ramas que hayan florecido y cortar trozos de unos 20 cm.

de longitud, eliminar las hojas, impregnarlos con hormonas de enraizamiento y clavarlos en macetas en las que habremos preparado un sustrato de turba y arena.

Hay que mantener el sustrato húmedo y colocarlos a semisombra. También es posible obtener nuevos rosales mediante semillas o por acodo. La reproducción por semillas es la que se emplea principalmente para obtener nuevas variedades de rosales. .