Nísperos en tu jardín: estética, aromas y frutos deliciosos


11 El cultivo de estas hermosas plantas, que nos regalan deliciosos frutos llamados nísperos,  está bien difundido en todo el mundo por dos motivos: por una parte su valor ornamental y por otra - como te  decía -  sus apreciados frutos, utilizados incluso en la gastronomía más fina.

Crece estupendamente en climas templados, tanto en los países mediterráneos -España, Italia, Grecia, Israel, Turquía-, como en cualquier otra latitud de condiciones similares.Su nombre científico es: Eriobotrya japónica y en cuanto a sus preferencias respecto  a suelo  vale destacar que crece bien en todos los terrenos excepto en los muy áridos, arcillosos fríos.

Prefiere suelos fértiles, frescos y no demasiado húmedos en invierno. Necesita, eso sí, abundante exposición al sol. La fragancia de sus flores atrae irresistiblemente a las abejas y mariposas, mientras que muchas variedades de pájaros se alimentan de los frutos maduros.

Por este motivo, debes  cuidarte especialmente de los insectos que constituyen sus plagas más dañinas: Pulgones y Mosca de la fruta.  Cuando alcanza una talla importante, se convierte en un árbol perennifolio, y te comento - como curiosidad - que  pertenece a la extensa familia de las rosáceas, cuya categoría incluye más de 2.000 especies de árboles, arbustos y plantas herbáceas,siendo las más populares los rosales y las principales frutas europeas.

Se multiplica por semillas, y el único cuidado que debes tener respecto al riego es no anegar el terreno donde crece..