Novedades en césped artificial


11 Lo que estáis viendo es una muestra de césped artificial (gracias al experto en jardinería Ricardo K.

por ofrecérnosla) de última generación.

He tenido oportunidad de comprobar en directo su tacto, textura y resistencia, y os puedo asegurar que es muy diferente a los modelos de este tipo que han aparecido hace ya algunos años. El color, e incluso el tacto, es muy similar al cesped natural. Por supuesto, existen calidades, cada una con diferentes precios, pero la más exclusiva (en la imagen) posee no sólo el tacto, sino un diseño visual (incluidas las nerviaciones del césped) de máxima similitud con el natural. Lo mejor de esta clase de cesped es que no necesita mantenimiento (sólo una limpieza una o dos veces al año), se puede pisar, jugar encima, trabajar, e incluso soporta las inclemencias climáticas perfectamente. Su estructura de tejido es muy resistente (he comprobado la resistencia que tiene a la tracción y es asombrosa), además de un drenaje (cada, aproximadamente, diez centímetros, la plancha está agujereada, aunque a simple vista no se aprecia) muy eficiente. Los costes de instalación (lógicamente, más elevados que un césped tradicional) quedan suficientemente compensados a medio plazo ya que no se necesitan abonados, ni riegos, ni estratificados, así como se prescinde de invertir en herramientas (cortacéspedes, recortabordes...), a lo cual hay que añadir las horas de trabajo en ese manteninmiento que se ahorran. Más sobre la noticia: Interno.