Peonia, una flor oriental


11 La peonia, una flor de belleza oriental, es originaria del continente asiático y en la actualidad se encuentra extendida en todo el mundo, aunque su cultivo es más frecuente en zonas de clima templado. La multiplicidad de colores en las que se presenta han convertido a la peonia en una excelente alternativa para el uso decorativo.

Además es muy explorada su utilización medicinal que abarca usos antitusivo, sedante, antiepiléptico, antigotoso, laxo-purgante, emético y antiespasmódico, entre otros. Es importante hacer una parada respecto a este punto: los beneficios medicinales de la peonia no han sido desarrollados completamente y se sospecha que posee elementos tóxicos para el organismo del ser humano.

Recomendamos por tanto utilizar sólo los preparados naturales de peonias, que se utilizan a nivel tópico. Veamos algunos de sus detalles y cuidados que requiere: La flor de la peonia posee cinco sépalos y sus pétalos varían entre cinco y diez, según los ejemplares. También podemos encontrar especies con más pétalos debido a la aparición de flores dobles. La peonia prefiere, para su crecimiento, un espacio con intermitencias entre el sol y la sombra.

La floración va de abril a junio y es preciso tener en cuenta que su forma usual de multiplicación es la división, que suele practicarse durante el otoño. En cuanto al suelo, la peonia prefiere un suelo arcilloso y con cierto grado de humedad, que posea un buen drenaje. Puestos a hablar de riego, es necesario hacerlo como mínimo dos veces en la semana, máxime si estamos en una zona muy soleada. La peonia, una flor de belleza oriental, es sobre todo elegida para brindar cierta calidad exótica a ramos y elementos decorativos.

Una excelente alternativa, por su belleza y multiplicidad de color. Relacionado: Flora de China.