Pequeños estanques para balcones y patios


11 Para estos lugares pequeños lugares también existen soluciones donde recrear un jardín acuático.

Lo primero a tener en cuenta es el espacio disponible, sobre todo, la magnitud del estanque que se desea realizar.

Se recomienda utilizar recipientes prefabricados que, en general, tienen formas geométricas, cuadradas, rectangulares o circulares. En el caso específico de los balcones, es necesario considerar que el peso del recipiente más el del agua que contenga no exceda la capacidad de carga. Una vez resueltos estos temas, se procede al llenado del recipiente, dejando estacionar el agua por cuatro o cinco días.

Posteriormente, y luego de verificar que no haya perdidas, se pueden ir agregando plantas en forma gradual. Lo ideal es que el estanque esté orientado de manera tal que reciba sol durante la mañana.

Algunas especies, como los nenúfares, los camalotes, los repollitos de agua y otras plantas de acuario, son adecuadas para estos pequeños estanques, en donde no hay que excederse con el número de individuos. Especialmente, en la primavera y en el verano, el crecimiento suele ser excesivo y hay que extraer plantas para que no compitan en exceso de espacio y luz. Si las plantas flotantes cubren toda la superficie, las sumergidas van a tender a desaparecer.

Hay varios tipos de estanques que ya vienen preparados.

Estos incluyen una pequeña cascada y traen una bomba eléctrica con un filtro que recicla el agua, además de que la caída y el sonido del agua tienen efectos muy relajantes..