Pérgolas y toldos


11 Complementa el mobiliario del jardín o la terraza con parasoles y toldos que proporcionen sombra en los días soleados del verano.

Cuando hace mucho calor los lugares más frescos del jardín son los rincones sombreados por plantas y árboles.

Una pérgola con una trepadora emparrada nos asegura un espacio fresco filtrando los rayos del sol entre sus hojas. Podemos encontrar en el mercado modelos de materiales y formas diferentes. Los precios varían mucho según el centro en que lo compremos y la calidad que adquiramos.

Los toldos más sencillos son velas que se sujetan con tensores a postes o paredes, los hay más complicados con mecanismos que permiten recojerlos. Los materiales que se utilizan en la construcción de pérgolas son diversos, los más utilizados son madera, hierro y aluminio.

La estructura consiste en vigas o listones entrecruzados que pueden adosarse a la pared o ser autoportantes. En ellas se puede aclopar un toldo para dar sombra o plantar trepadoras en las bases de los pilares para que crezcan por ellos. Si optas por sombrear con plantas deberás seleccionar trepadoras y enredaderas vigorosas que cubran rápidamente la superficie: madreselva, parra, jazmín, buganvilla.

Si quieres que en invierno penetren los rayos del sol en ella, selecciona trepadoras de hoja caduca como la parra virgen o la glicinia..