Pinzado de fuchsias


11 El pinzado de las plantas de fuchsia se emplea, al igual que en otras especies, para conseguir que el arbusto desarrolle abundantes ramas y crezca compacto y lleno.

De este modo se consigue, además, que cuando llegue el momento de la floración produzca más flores. El pinzado consiste en la eliminación de las 2 ó 4 hojas primeras de cada brote y se puede realizar con unas pequeñas tijeras o con los dedos.

Se efectúa preferentemente en primavera, cuando el desarrollo vegetativo es mayor, pero también se puede realizar en otoño. La rama pinzada dará lugar a dos nuevas ramas a partir del último nudo que se dejó en la planta. La aparición de flores en estas ramas tendrá lugar un par de meses más tarde (aproximadamente, según la variedad) de manera que un pinzado escalonado dará lugar a una floración escalonada. En climas calurosos las fuchsias detienen su crecimiento en pleno verano para reanudarlo pasado el calor.

Durante la época de temperaturas altas no es conveniente pinzar, pero en otoño, cuando el termómetro ya desciende algún grado, se pueden realizar nuevos pinzado. .