Plagas de plantas de interior (I): Trips


11 Las plagas son una amenaza constante de todo tipo de plantas.

Las hay más frecuentes y más raras, pero lo cierto es que una vez que se presentan hubiéramos deseado tomar medidas para prevenirlas. En este sentido, y siempre en el contexto de las plantas de interior, que estamos abordando en profundidad en este mes, he pensado en realizar una pequeña serie.

A lo largo de varios post iremos mencionando las más frecuentes y los conceptos esenciales que hay que conocer acerca de ellas. He aquí la primera... Trips Son tan pequeñitos que cuando percibes su presencia ya han hecho de las suyas.

Se trata de insectos de no más de 1 o 2 milímetros de longitud.

El daño que producen (tanto larvas como su estado adulto) es que se alimentan de la savia del vegetal, en general accediendo por el envés de la hoja. Percibes su presencia porque la planta está como triste en general, incluso puede haber pérdida a nivel foliar. Como medidas de precaución (dijimos antes que la prevención es una de las formas más eficaces de lucha), nada mejor que sostener condiciones de humedad y riego razonables; a los trips no les gusta un ambiente así. Como medidas de combate, me atrevo a decir que las físicas (como trampas de cintas adhesiva, o similar) son más eficaces que las químicas, pues estos insectos vienen bien protegidos contra ésta últimas.

No obstante no son invulnerables, y eso hay que tenerlo en cuenta..