Plagas en vivaces y perennes


11 Las plantas vivaces y perennes pueden vivir muchos años en nuestra terraza o jardín siempre que reciban una serie de atenciones mínimas.

El primer año tras el transplante es el más delicado, la planta se debe acostumbrar al nuevo emplazamiento, a las condiciones climáticas y al sustrato que lo alberga. Si a pesar de procurarle los cuidados que requieren en relación a humedad, fertilizantes y riego las plantas se muestran desmejoradas, lo más probable es que estén sufriendo el ataque de alguna plaga o determinada enfermedad. Las enfermedades que afectan más frecuentemente a las plantas vivaces y perennes suelen estar provocadas por la presencia de algún tipo de hongo; un exceso de humedad en el sustrato los suele traer consigo.

También hay virus y bacterias que afectan a las plantas. Las plagas de insectos y otros pequeños animales también causan daños a nuestras plantas. A veces son visibles: caracoles, roedores, pulgones, etc., pero existen pequeños insectos no perceptibles con facilidad como los ácaros y los trips..