Plagas y enfermedades de las plantas de interior: Araña roja ó ácaro


11 Éste es uno de los insectos más difíciles de localizar y uno de los más trabajosos para eliminar.

Los diminutos ácaros son prácticamente invisibles a simple vista y se alojan en la parte posterior de las hojas, mordiendo y quebrando su tejido. Cuando la plaga está ya muy extendida, se los puede identificar como unas criaturas pálidas de color paja; pero prácticamente, nunca lo hace estando en el interior El daño que el ácaro causa a las hojas es fácil de distinguir, ya que se produce la pérdida del pigmento verde y adquieren un aspecto descolorido. Cuando el aire es seco y cálido, puede producirse una verdadera invasión de ácaros, provocando que las hojas se arqueen y adquieran un tono parduzco en las puntas, que luego se entiende a toda la hoja.

Los insectos se distinguen en el envés de la hoja. Sus plantas favoritas son: aglaonema, alegría, aralia, chamaedorea, costilla de Adán, cóleo, crisantemo, crotón, gardenia, kentia, maranta, píleay potos. Solución: Para prevenir la aparición de ácaros rojos, rocíe regularmente las hojas (en particular la parte posterior) con agua. Para eliminarlos debe utilizar como por ejemplo la rotenona, malathion, o dimetoato aplicado regularmente durante más o menos un mes, con intervalos de 7 o 10 días; de esta forma acabará con los insectos..