Plagas y enfermedades de las plantas de interior: El cotonet


11 Continuamos hablando sobre las plagas y enfermendades que afectan las plantas de interior.

En esta oportunidad hablaremos sobre el pulgón. COTONET El adulto parece una cochinilla aplastada, recubierta por un polvo blanco que le sirve de protección.

El primer signo de que su planta está habitada por la cochinilla es la aparición de unas pequeñas burbujas blancas y lanosas en los nudos y la cara inferior de las hojas, cerca de los nervios. Cuando la plaga está ya muy avanzada, se las encuentra en grandes cantidades sobre los nuevos brotes y el daño puede llegar a ser muy grave. La cochinilla en la raíz no es tan activa, pero es igualmente destructora. Si observas que el crecimiento de alguna de sus plantas parece haberse estancado, probablemente habrá cochinillas en acción.

Quite la planta de la maceta con mucho cuidado y busque los insectos que se agrupan alrededor de las raíces. Una planta atacada levemente por cochinillas se puede curar pasándole con un pincel o un trozo de tela de algodón un poco de alcohol desnaturalizado.

Limpie las zonas donde se encuentran los insectos jóvenes y los adultos. Cuando el ataque es más serio, rocíe las plantas afectadas con malathión o dimetoato, que es un insecticida sistémico. Elimine las cochinillas de raíz regando o sumergiendo la masa de raíces en una solución de malatión.

Para exterminarlos por completo, repita el tratamiento dos o tres veces con un intervalo de 10 a 14 días..