Plagas y enfermedades de plantas de interior: Cómo reconocerlas


11 ¿Se ha preguntado alguna vez por que su Poinsettia parece estar cubierta de caspa?.

¿Porqué su Begonia está pegajosa o por qué su Iresine tiene un aspecto tan caído?.

Probablemente la respuesta sea que algún desagradable insecto y toda su familia esten habitando en sus queridas plantas. No ignore los primeros signos que indican que algo anda mal, ya que si  estas plagas no se combaten desde el primer momento, puede que luego sea necesario adoptar medidas drásticas. Lo primero que hay que hacer es identificar de qué insecto se trata para saber como combatirlo en forma efectiva. Sin embargo, ya que es preferible prevenir que curar, lo mejor será inspeccionar sus plantas regularmente para poder localizar cualquier plaga apenas aparecen los primeros indicios: también es beneficioso rociar las plantas con insecticidas preventivos dos o tres veces al año. Cuando los insectos comienzan a invadir sus plantas, se los puede quitar con la mano o bien con una esponja mojada en agua tibia a la que previamente habrá disuelto unas gotitas de detergente.

Utilice productos químicos en los casos más graves y como medida preventiva. Generalmente, estos productos se venden líquidos o en polvo para disolver en agua.

Existe una gran variedad de marcas para prevenir cada tipo de plaga. Por lo general un buen pesticida contra todo tipo de insectos es suficiente.

Algunas veces se necesita un ingrediente específico, por lo tanto, busque un producto que contenga esa sustancia en concreto..