Plantación del césped


11 Si queremos sembrar una zona de césped y que se convierta en una verdadera alfombra verde debemos tomarmos un tiempo de estudio y análisis de las características del terreno y el clima de la zona.

Según sean éstos seleccionaremos unas clases de semillas u otras y realizaremos las labores previas de labrado y acondicionamiento del terreno. Por supuesto también cuenta nuestro gusto y el uso que vayamos a realizar.

Hay césped muy bello que no soporta el pisoteo, o que requiere demasiada humedad para la zona en que residimos. Existen variedades rústicas que se adaptan bien a cualquier clima y son muy resistentes.

En el mercado existen muchas posibilidades, es interesante analizarlas. Unas vez tengamos los temas anteriores aclarados y sepamos qué semillas queremos emplear comienza el trabajo.

La mejor época para sembrar un césped es otoño, seguido de primavera y no es recomendable hacerlo en invierno ni en verano. Otra posibilidad para obtener una pradera de césped es la plantación de tepes. Son rollos o piezas de césped ya germinado que podemos adquirir e ir colocando sobre nuestro terreno.

Con ellos se consigue el objetivo de una manera rápida pero resultan mucho más caros. .