Plantas con flores (VIII): Camelias


11 Esta bellísima planta con flor, cuyo origen se sitúa al este de Asia, debe su nombre justamente a quien trajo los primeros ejemplares desde aquella geografía, el botánico George Kamel, allá a principios del S XVIII.

La forma más sencilla de plantarla es por esquejes. Su nombre científico Camelia Japónica termina de dar pistas pues, acerca de su origen presuntamente más preciso, es decir Japón.

Es una planta que dependiendo de los cuidados que se le asignen, puede vivir en macetas, como arbusto en tierra ,o llegar al porte de árbol. Una de estas condiciones, por ejemplo, es el requerimiento de suelos de ph ácido, con fertilidad adecuada (ni poco ni en exceso) y despojado de salinidad. En ese sentido, al final del post como referencia, te aporto enlace a una completa guía de suelos que te será de mucha ayuda si te decides a cultivar Camelias. Agradecerán la sombra y el suelo bien drenado; insisto en la importancia del suelo como factor de éxito.

Obtendrás unas de las más bellas flores con que nos regala la naturaleza, emblemáticas y participantes de algunas leyendas que compartiremos oportunamente.  Referido: Más sobre suelos.