Plantas leñosas: árboles y arbustos


11 Los árboles y los arbustos componen lo que llamamos plantas leñosas, ya que ambos forman leño.

En el caso de los primeros, su estructura está formada por un solo tronco y ramificaciones superiores, mientras desde el suelo, es decir, desarrollan varios tallos.Ambos pueden ser hojas caducas o persistentes. En el primer caso, pierden todas sus hojas y rebrotan en la primavera, mientras que en el segundo las conservan durante el invierno y las van renovando a lo largo de todo el año.

Un beneficio interesante que nos aportan los de hojas caducas es que no producen sombra en otoño-invierno, porque no tienen hojas. En esta época en que la luz es más escasa, una mayor entrada de sol al jardín y a las viviendas representan un gran aporte, ya que se puede ahorrar energía para calefaccionar. Otra característica importante a tener en cuenta para elegir las leñosas que formarán parte de nuestro jardín, es su tamaño. Los arbustos de mayor envergadura no suelen sobrepasar los 3m, mientras que las alturas máximas de los árboles rondan los 20m.Para hacer una buena elección, debemos considerar el tamaño del terreno.

Lo ideal es que desde el punto de observación (la casa) hasta el árbol haya una distancia de tres veces la altura del ejemplar.   Se debe tener en cuenta además el tamaño que éste puede alcanzar luego de 10 a 15 años y no cuando se planta.

Para evitar extraer árboles mal ubicados es importante situarlos a 4 o 5m de la vivienda y con la suficiente distancia entre sí (de 3 a 6m). En el caso de los arbustos deberían ubicarse a 2 o 3m.de las casas y con 1 a 3m entre sí, dependiendo del ancho de la copa que puedan alcanzar..