Poda de árboles en invierno


11 Es un hecho que la poda es un proceso "anti natural", por no decir artificial.

Pero como tantas cosas en nuestra vida, es de esos procesos que si bien mutilan o lastiman en un principio, resultan beneficiosos en su consideración amplia, dado los beneficios que traerá al árbol. Para que la poda sea un éxito, todas las decisiones deben ser acertadas: cuándo podar y qué partes podar.

No hay recetas 100% generales para todas las especies, pero hay algunas consideraciones que son premisas, como las que veremos a continuación. La elección de las herramientas no es un tema menor y tiene una regla fundamental. El tipo y tamaño de la herramienta, se elige de acuerdo al tamaño de la rama o gajo a podar, no en función del tamaño del árbol. Todos los árboles, tanto los perennes como los caducifolios, se podarán en invierno.

En el caso de los perennes, es aconsejable hacerlo bien entrado el invierno, por ejemplo cuando comienzan las heladas.

En aquellos de hoja caduca, es mejor hacerlo antes de los fríos más intensos y plenos..