Poda de plantas de interior


11 El proceso de poda tal como lo conocemos en los arbustos exteriores o en los árboles, no existe como tal en el caso de las plantas de interior.

Recordemos que en esos casos, existen las llamadas podas de formación y de desarrollo, que en este caso no aplican. Pero sí, desde luego, es necesario aplicar aquellos cortes imprescindibles para la salud de la planta.

Otro motivo por los que se hacen estas maniobras es para promover floración o brotes en determinados sectores dxe la planta más que en otros (típico caso cuando las plantas están en sectores reducidos en los hogares u oficinas). Es necesario e importante eliminar hojas o partes dañadas y muertas de las plantas. Hay que procurar que ellas no inviertan energía en esas partes dañadas, por tanto elimínalas sin piedad en la certeza de que no mutilas a la planta, todo lo contrario, la ayudas a administrar mejor sus recursos. Por último, sin duda: es muy recomendable controlar - a través de la poda- el crecimiento en plantas colgantes.

Un desarrollo efusivo puede provocar problemas de los más inesperados, entre otros un exceso de peso en el tiesto y comprometer la estructura que la soporta..