Poda topiaria


11 Poda topiaria, el arte de convertir árboles y arbustos en las más bellas obras de arte, es una especialidad muy usada en jardines de todo el mundo.

Ya sea en jardines formales o en jardines japoneses, la poda topiaria se ha difundido con la finalidad de aportar sentido estético a la belleza natural de algunas especies. Para dominar los secretos de la poda topiaria se requiere mucha experiencia en jardinería, porque sin lugar a dudas para realizarla en forma prolija hay que prestar mucha atención a los mínimos detalles.

Además, la topiaria necesita ser retocada con más frecuencia, porque el crecimiento de una planta podada de esta manera se nota mucho más. El convertir un árbol o arbusto en una escultura requiere mucho tiempo: a veces se necesitan años para darles la forma deseada, y generalmente para realizar esta actividad de manera exitosa se debe contar con elementos de ayuda como armazones, alambres, tablas y cuerdas. Principalmente cuando se desea dar forma de animales a las plantas, el uso de un armazón es fundamental. Las mejores especies para realizar la poda topiaria se caracaterizan por su crecimiento lento, con lo cual los retoques necesitan llevarse a cabo con una frecuencia mayor.

Buenas opciones para la topiaria son el acebo, aligustre, boj, evónimo, ciprés, hiedra, ficus benjamina, ficus nitida, laurel, leilandi, lonicera, mirto, pitosporo, tejo y teucrio. [gallery link="file"] .