Pomáceos: Cómo cultivar manzanas


11 Se vienen los meses de calor y comenzar a preparar el terreno para la plantación de árboles frutales, es una labor indispensable, para nosotros los amantes de la jardinería.

Hace algunos comenzamos a ver el cultivo de los pomáceos.

Hablamos sobre las generalidades del peral y en esta ocasión veremos cómo cultivar manzanas. El manzano es un frutal que alcanza como máximo 10 m de altura y tiene una copa globosa, posee un tronco derecho que normalmente alcanza 2-2,5 m de altura. Tiene una vida de unos 60-80 años.

Las ramas se insertan en ángulo abierto sobre el tallo, de color verde oscuro, a veces tendiendo a negruzco o violáceo.

Los brotes jóvenes terminan con frecuencia en una espina. En cuanto a su fruto, la manzana, es un pomo globoso con pedúnculo corto y numerosas semillas de color pardo brillante. Es menos exigente en clima que el peral, adaptándose a climas muy variados.

Es más resistente al frío que el peral y no necesita tanta cantidad de calor y luz para la maduración. Sufre menos con el exceso de frío que con el de calor y prefiere los climas húmedos a los secos.

Es más exigente que el peral en humedad. Requiere una cierta para invernal.

Las flores son sensibles a las heladas tardías de primavera.En las exposiciones sur y sureste, la gran intensidad luminosa puede producir frutos vítreos y los grandes calores favorecen el oscurecimiento interno, la escaldadura superficial o los golpes de sol..