Principales cuidados para mantener la Rosa de Siria


11 La Rosa de Siria es una especie que resulta particularmente atractiva por su profusa floración.

Se la utiliza en jardines como especies aisladas, en grupos, para cercos vivos o alineaciones de caminos.

También conducida por poda de formación, es usada en arbolado urbano. Este arbolito o arbusto de copa estrecha y erguida es originario del este de Asia. Posee hermosas flores con forma de campanas que pueden ser simples o dobles en colores blanco, rosado, lila, roja, azul y blanco con manchas púrpuras.

Su fruto es una cápsula de color amarillento, cubierta de pelos amarillos. La Rosa de Siria se reproduce por semillas y estacas.

Esta especie tolera las heladas no muy prolongadas y se adapta muy bien a la salinidad de las zonas costeras. En cuanto a los suelos, prefiere los terrenos permeables y frescos y se adapta a los calizos. En lo que se refiere a los cuidados que nos exige esta especie, suele ser atacada por enfermedades fúngicas que mayormente atacan a flores, hojas y raíces, y por plagas tales como cochinilla algodonosa, pulgones, arañuela y mosca blanca. Es importante aplicar una poda anual para favorecer una buena estructura de la planta, así como una buena floración.

La época ideal es al principio de la primavera, una vez que finalizaron las heladas..