Productos secantes, valioso auxiliar al desecar flores y ramos


11 Continuando con la cuarta entrega de esta serie, hoy abordamos el tema de los llamados productos secantes.

Hablamos antes de cómo desecar flores al aire, y vale mencionar que no siempre conservan como nosotros quisiéramos los colores originales. Estamos de acuerdo que ese color semi-marchito es clásico de los ramos secos y tiene hasta un cierto encanto.

Pero si por algún motivo nosotros quisiéramos mantener lo mejor posible los colores originales, especialmente de las flores, considerar la utilización de un producto secante es una buena idea. Uno de los prodictos más populares (si bien no es una opción de las más económica) es la gel sílica, que es sencilla de comprar en cualquier tienda de complementos para artesanía, cotillón e incluso en farmacias. Se trata de unos minúsculos cristales blancos, pero también los he visto azules.

Sólo debes colocar las flores sobre ellos y cubrirlas con mucha suavidad utilizando por ejemplo una cuchara. Éstos tomarán una tonalidad rosa a medida que absorben la humedad y ese detalle nos va señalando el éxito del procedimiento.

Esta gel puede reutilizarse y ello es una ventaja. Hay otros productos que pueden utilizarse de la misma forma, por ejemplo el bórax..