Protección de las plantas contra frío y calor excesivo


11 Nosotros nos abrigamos, o tratamos de estar confortables gracias a nuestros acondicionadores de aire, o estufas según sea invierno o verano.

Pero..

¿ y nuestras plantas? Es verdad, nos preocupamos, vamos a verlas cada mañana a comprobar cómo soportaron las condiciones adversas... Pero, ¡podemos hacer más que eso! La propuesta de hoy es intentar protección con métodos ecológicos, tanto del frío invernal  como del sol excesivo sobre nuestras plantas.

Empecemos por el frío; las plantas y flores no resisten el frío ni las heladas.

Existen unos ingeniosos tejidos llamados "salvaplantas" que dejan pasar el aire, la luz, la lluvia y el riego pero las aíslan completamente del frío, creando un microclima a su alrededor. Lo más importante es que se evita que puedan pudrirse o ahogarse por falta de aire. Estos productos se compran en casas del ramo y lucen como bolsas de diferentes tamaños, que además impiden el ataque de todo tipo de pájaros, y es una forma de protección biológica porque podremos reducirás el consumo de fitosanitarios.

¿Cómo usarlas? Sólo introduce la planta dentro de la bolsa y se cierra la boca de arriba con una pinza que se adjunta.

El tamaño que yo más utilizo es de 35 cm. diámetro y 120 cm.

largo. ¿Y contra el sol? Mira, una de las mejores opciones que he encontrado son estas vallas como las que puedes ver en la foto.

Tienen triple ventaja: protegen del sol, del viento y no son caras. Cuando inviertes en buena calidad, puedes incluso moverlas y reutilizarlas en otras posiciones y plantas cuando rediseñas algunos espacios en el jardín.

No dejes de probar estos métodos, te aseguro que estarás más tranquilo sabendo que tus plantas están tan protegidas como tú..