¿Qué son las enmiendas?


11 Son productos que modifican las características físicas y químicas del suelo.

¡No te confundas con un fertilizante! Definitivamente no se trata de lo mismo.

Uno de los conceptos básicos de esa diferencia, es que la aplicación de una enmienda no corrige la deficiencia de nutrientes directamente, por lo que éstas deben ser aplicadas en conjunto con fertilizantes. La elección de la aplicación de una enmienda, surge en realidad de considerar en conjunto,  las características físicas de tu suelo, (que son principalmente textura y porosidad) y las químicas (ph y capacidad de intercambiar nutrientes con las plantas). Existen distintos tipos de enmiendas, sobre las que iré ampliando detalles en estos días; hoy comparto una reseña de algunas de ellas.

Algunas de las enmiendas más usadas son: Encalado: es una técnica utilizada para mejorar suelos ácidos, dado que éstos son muy poco favorables para los cultivos.

Los suelos ácidos son deficientes en calcio, en desarrollo microbiano, en fósforo y en otros nutrientes. Lavado de sales del suelo: es una técnica aplicada a suelos salinos, suelos con exceso de sales solubles tales como los cloruros, sulfatos, etc. Los excesos de estas sales generan en la mayoría de los cultivos plasmólisis, o sea el pasaje de agua de las células a la solución salina provocando disminución en el crecimiento hasta la muerte de las especies vegetales. Incorporación de mejoradores químicos y lavado de sales del suelo: éste método se aplica  a suelos sódicos (no salinos).

El principal problema de los suelos sódicos son las alteraciones físicas que produce el exceso de sodio intercambiable y el aumento del pH.

Al corregir de los suelos sódicos de sustituye el sodio de intercambio por el calcio..