Reciclar y decorar


11 Una vieja muela de molino, un carro antiguo, un cubo de cinc, una rueda de madera, etc.

Casi cualquier objeto en deshuso se puede convertir en un bonito elemento decorativo en nuestro jardín.

Se trata símplemente de colocarlo armoniosamente entre los arbustos o darle una nueva utilidad: una cazuela de cocina que ya no utilices puedes reconvertirla en un contenedor para tus plantas, un viejo barreño de cinc puede convertirse en un miniestanque para peces. Muchas veces cambiamos de maceta las plantas que compramos porque vienen en tiestos de plástico que nos parecen feos. Si tienes un poco de mano y paciencia puedes personalizarlos realizando sobre ellos dibujos o dándoles colores vistosos.

Antes de hacer los dibujos deberás dar a los tiestos una capa de imprimación para plásticos, de manera que la pintura que apliques poteriormente no se desprenda. Más sobre la noticia: interno .