Recupera una planta tras un golpe de calor


11 Si tus plantas han sufrido un golpe de calor, no te preocupes, porque si sigues nuestros consejos fáciles y prácticos, podrás recuperarlas. 1- Empieza podando las partes secas o flojas, y avanza hacia el centro de la planta. 2- Pon a remojo las macetas o las jardineras en un recipiente lleno de agua, para saturar la tierra que haya quedado adherida al cepellón.

Espera a que no suba ninguna burbuja de aire a la superficie. 3- Deja escurrir el exceso de agua y pon en la superficie de la tierra una capa de gravilla, guijarros, conchas decorativas, etc, para limitar la pérdida de agua. 4- Coloca las plantas a la sombra y, sobre todo, lejos de las zonas donde haya corrientes de agua. 5- A última hora de la tarde, humedece bien el follaje de las plantas dañadas.

Después, vuelve a regar como siempre, pero espera antes de fertilizar de nuevo con abono soluble. Con todas estas acciones, las plantas han de recuperarse y dar señales de que están rebrotando..