Resiembra del césped


11 Resiembra del césped.

Para mejorar la belleza y calidad del césped te recomiendo que esporádicamente realices una resiembra, que ayudará a mantenerlo tupido y evitar las calvas producidas tanto por enfermedades como por el mismo desgaste de la hierba. Esta actividad se realiza preferentemente durante el otoño, y en la mayoría de los casos se aconseja el uso de semillas de las mismas especies ya cultivadas.

Pero si te has dado cuenta que el césped sembrado no es el más apropiado para el uso que se le da al jardín, entonces sí sería bueno decidirte por variedades más propicias según tus expectativas. Antes de resembrar verifica cuál fue la causa de los problemas del césped: si la hierba se empobreció ante el ataque de plagas o enfermedades, es fundamental que soluciones el problema antes de proceder a la realización de esta labor. ¿Cómo se resiembra? En primer lugar deberás quitar todas las hojas y raíces secas del suelo; sólo entonces utiliza un rastrillo a una profundidad de más o menos quince centímetros y agrégale al sustrato un poco de turba o mantillo. Luego nivela la tierra y esparce las semillas sobre el terreno, para entonces cubrirlas con una capa fina de tierra que deberás compactar bien. Durante la resiembra del césped es muy importante mantener una frecuencia de riego de 2 a 4 veces por día, para favorecer la germinación de las semillas.

Una vez que la hierba crezca podrás reducirlos a los recomendados para su buen desarrollo..