Rosas botánicas: la rosa Rugosa


11 Es una rosa de origen oriental que se ha cultivado en China desde la Antigüedad y que en Japón se denomina "ramans".

Se trata de un arbusto silvestre que prefiere terrenos arenosos y tolera los suelos salinos y la sequía. Produce flores púrpura, blancas o rojas, de fuerte fragancia, simples (compuestas por 5 pétalos) y de un diámtero medio de 8 centímetros.

Pueden repetir floración ocasionalmente pero no es lo común. La planta puede crecer hasta los 2,5 metros de altura y los 1,8 de ancho.

Le gusta el clima fresco y crece vigorosamente por lo que está muy extendido en los jardines del norte de Europa para la formación de setos alrededor de las casas.

El efecto decorativo está asegurado por su follaje verde brillante en contraste con las sencillas flores. Las flores producen frutos anaranjados muy carnosos que permanecen durante el invierno dandole otro atractivo más a la planta. También se utiliza ampliamente como portainjerto de otras especies de rosales.

Su resitencia a las enfermedades la hacen ideal para esto..