Sistema de riego subterráneo


11 Sistema de riego subterráneo, uno de los más novedosos de la jardinería.

Por medio de un sistema de tuberías perforadas, este sistema reemplaza el uso de aspersores y otros accesorios tradicionales de riego. El riego subterráneo, o riego enterrado, es apto para todos los suelos y cultivos.

Sólo tendrá que adaptarse la profundidad de la instalación, que va de 5 a 50 centímetros, en función de estas características. Tiene numerosas ventajas, como un mejor aprovechamiento del agua y mayor duración de las tuberías. Con este sistema de riego las superficies se mantienen secas, lo cual supone una reducción en la incidencia de malas hierbas, y como te decía se pierde menos agua porque no hay evaporación.

Además, se pueden usar aguas residuales, siempre y cuando estén purificadas, sin que sus olores desagradables puedan llegar a molestar. Pero claro, como en otros tipos de riego el subterráneo también puede presentar algunos problemas, como el acúmulo de raíces en las tuberías.

Y se desaconseja este riego donde hay aguas calizas, porque tienden a tapar las perforaciones por donde sale el agua. .