Sistemas de riego


11 Cada jardín tiene unas necesidades de riego específicas.

A continuación exponemos los sistemas de riego básicos que existen en jardinería para que llegado el momento de implantarlo sepais cuál os conviene más. Regadera: Si tienes un minijardín, un balcón o una terraza con macetas puede ser suficiente pero al ser un método manual has de disponer de tiempo cada día para dedicárselo. Manguera: Otro método manual, aunque te permite regar superficies mayores en menos tiempo que la regadera también tendrás que dedicarle un ratito cada día a esta labor.

Macetas de autoriego: Son macetas con un depósito que almacena agua y que el sustrato va absorviendo lentamente por capilaridad. Hay que revisarlas cada cierto tiempo y reponer agua antes de que se agote. Inundación: Consiste, como su nombre indica, en inundar con agua el arriate.

Se pierde gran cantidad de agua por evaporación.

Aspersores: Sistema de riego que se permite automatización mediante un programadores. Se utilizan para zonas amplias ya que alcanzan un diámetro de varios metros. Difusores: Al igual que los anteriores permite automatización.

Los difusores expulsan agua pulverizada y su radio de acción es menor al del aspersor Goteo: Es el método con el que permite mejor aprovechamiento de agua.

Consiste en un tubo en el que se pinchan goteros en la base de cada planta. Microaspersores: Aspersores que cubren superficies pequeñas de terreno. .