Solarización del suelo


11 La solarización es una técnica ecológica que se aplica para desinfectar el suelo que ha sido cultivado en reiteradas oportunidades.

El objetivo en despojar el terreno de hongos, nematodos (pequeños gusanos parásitos de raíces) y malas hierbas. Idealmente, se tiene que efectuar cada cuatro años.Este método debe realizarse sobre el suelo desnudo ?desprovisto de ejemplares vegetales- durante el verano y con elevada temperatura ambiente.

Primero, se labra el terreno y se lo despoja de restos vegetales y piedras. Segundo, se riega en abundancia hasta humedecer una profundidad de 50 centímetros y se cubre la tierra con un plástico transparente y fino que debe permanecer tensado y enterrado en sus extremos, para evitar que se pierda temperatura. Esta cubierta tiene que quedar instalada durante en mes.

Luego de ese período, se extrae el plástico, se deja orear durante una semana y se plantan nuevas especies. En conclusión, un suelo ideal para un jardín pequeño debe tener una profundidad de 80 centímetros, una estructura tipo ?miga? (la textura de la miga de pan) y un estado aireado, presencia equilibrada de arena y arcilla (para reducir impermeabilidad e incrementar maleabilidad), buena capacidad de retención de agua y un adecuado drenaje, apropiada retención de nutrientes, riqueza de materia orgánica y nutrientes, pH comprendido entre 5.5 y 8, y ausencia de hongos, gusanos y malas hierbas..