Suelos de barro cocido: terrazas tradicionales


11 El barro cocido es el pavimento de terrazas más empleado, ya que se adapta a cualquier estilo de decoración.

A las terrazas urbanas les aporta un aspecto rústico y es el material perfecto para una casa de campo, resulta muy atractivo si está cuidado y se mantiene en buenas condiciones.

Existe dos modalidades diferentes de losetas de barro: las losetas mecánicas, de fabricación industrial y que resultan las más económicas, y las losetas artesanales, más atractivas pero también más caras. Cualquiera de ellas se pueden encontrar en diferentes modelos, tamaños y coloraciones.

Existen también piezas de tamaño pequeño diseñadas para hacer cenefas o dibujos.

En terrazas grandes pueden ser una opción muy decorativa. El barro es un material muy poroso, por lo que resulta conveniente realizar un tratamiento tras su colocación para que no absorba suciedad. Para esto existen productos especiales que se aplican y sellan los poros, tras ellos se aplican ceras o aceites para evitar que se manchen. Es muy importante que la instalación de este pavimento se haga de manera correcta, ya que un buen acabado influirá mucho en su durabilidad. La colocación de este tipo de suelos requiere obra, por lo que para calcular el precio final de la terraza has de sumar al precio del material el importe de la instalación. .