Suelos de exterior siempre como nuevos


11 Con el paso del tiempo y bajo el efecto de los agentes atmosféricos, los suelos de madera en el exterior se van deteriorando.

Para conservar su bonito aspecto original hay que realizar unos cuidados de mantenimiento básicos. Los suelos de madera de teca suelen tomar una tonalidad grisácea y quebradiza.

Para recuperar su color original, puedes aplicar una capa de barniz de poliuretano o darles una mano de aceite de teca cada tres meses, coincidiendo con los cambios de estación. A los suelos de ipe y otras maderas tropicales, les vendrá bien una o dos capas de aceite con pigmentos de protección contra los rayos ultravioletas. Para los suelos de pino aplica un sellador a base de aceites y resinas..