Súmate a la campaña "Yo soy antinuclear"


11 Cuando uno piensa en energía siempre asocia este concepto a progreso, a dinamismo y a movimiento renovador.

Tomamos vitaminas para tener más energía y racionalizamos muchas cosas en nuestros hogares para ahorrarla. Es algo tan preciado, que la valoramos y enseñamos a nuestros niños a hacerlo también.

Pero el concepto cambia rotundamente cuando colocamos a su lado un adjetivo, y decimos energía nuclear. Las positivas sensaciones anteriores quedan como congeladas, porque de inmediato en nuestro pensamiento sabemos que no es energía "buena" y mucho menos inofensiva. Por el contrario, es cara, sucia, peligrosa, carente de respaldo social e incompatible con un modelo energético sostenible. Desde nuestro blog, te invitamos a sumarte a una campaña de Greenpeace que está reuniendo voluntades haciendo buen uso de todo el potencial de Internet.

Puedes registrarte bajo la consigna yo soy antinuclear, en colabora2.greenpeace.es/yosoyantinuclear/, desde donde puedes además descargar un formulario que podrás imprimir y acercar a firmar a muchas personas que no tienen acceso a Internet..