Tarima exterior para jardín


11 Tarima exterior para jardín: una inversión que vale la pena considerar y sobre la que es conveniente compartir algunas consideraciones.

Es importante evaluar por una parte cuál es exactamente la necesidad y por otra (en función de ella) qué tipo de madera será la mejor en cada caso. Por supuesto, siempre hablamos de tarimas exteriores, pero las necesidades serán diferentes si hablamos de un lugar más o menos expuesto al sol y con mayor o menor frecuencia de contacto con el agua.

Por ejemplo: por el sólo hecho de estar afuera, sufrirá el azote de la lluvia, pero si además rodea una piscina el contacto con el agua se duplicará. Siempre aconsejo una inversión que dure y ello implica buena calidad del  material y un diseño que contemple la seguridad que nosotros requerimos para nuestro hogar y familia. Pondré un ejemplo claro para hacerme entender: no es lo mismo una tarima de maderas paralelas clavadas todas juntas con un travesaño transversal, a comprar además listones machihembrados, debidamente curados y prolijamente afirmados entre sí y al suelo. Por último y vamos a lo concreto: qué maderas te aconsejo para hacer una tarima exterior.

En todos los casos, siempre (y esto es importantísimo) compra madera tratada; buenas opciones son Ipe o Ipé, Garapeira, Lapacho (duro pero muy resistente) y Pino de Flandes entre otros. Relacionados: Bricolaje y jardinería; Jardín consejos de seguridad.