Ténicas especiales de siembra


11 Las semillas de muchos árboles y arbustos necesitan algún tratamiento para romper su latencia y que germine sin problemas.

Algunas porque necesitan cambios acentuados de temparatura, otras porque su cubierta es gruesa, el caso es que a la hora de sembrarlas debemos reproducir los factores que en la naturaleza se dan de forma natural y que favorecen su germinación. Podemos distinguir tres técnicas para romper el letargo de las semillas cuando éstas no pueden germinar por siembra directa: Estratificación: Consiste en mantener en un lugar frío la semilla durante unos meses.

La temperatura debe oscilar entre 4 y 6 gracos centígrados y se mantiene durante 1 mes (sobre todo en Coníferas), 2 ó 3 meses (muchos arbústos y árboles, el magnolio por ejemplo) o llegar hasta 1 ó 2 años (algunos árboles como el tilo). Escarificación: Algunas semillas tienen una cubierta externa impermeable (por ejemplo el hibiscus) y es necesario reducirla o abrirla para que puedan germinar. Pueden lijarse, golpearse o cortarse con un cuchillo. Agua hirviendo: Consiste en provocar en la semilla un choque térmico sumerjiéndola primero en agua en ebullición y luego en agua fría. .