Tipos de hierbas aromáticas


11 Las hierbas que conocemos como aromáticas, son conocidas y utilizadas desde tiempos antiguos.

Dos de sus principales usos tradicionalmente han sido: como parte de platos y comidas para realzar su sabor, y como parte de recetas o infusiones de carácter medicinal. Estos sabores y aromas, provienen de ciertos componentes químicos que son naturales en ellas, y que en algunos casos, incluso en muy poca cantidad, son capaces de transformar rotundamente el gusto de un alimento.

Sólo por mencionar algunas de estas hierbas, cito al laurel, al cilantro, a la cúrcuma. Distinguimos entre ellas dos tipos de usos: las hierbas aromáticas frescas son aquellas que tienen gustos y aromas más suaves y placenteros. Se utilizan -como la palabra lo deja claro- siempre vegetales frescos, es decir hojas verdes, si son arrancadas recientemente tanto mejor.

Un ejemplo clásico de este uso: el perejil (que vemos en la imagen). Por otra parte, tenemos a las aromáticas secas, que son aquellas que han sido secadas bajo diferentes procesos.

Éstas presentan una doble ventaja, pues el secado produce una concentración de esos saborizantes naturales a los que hacíamos referencia en el segundo párrafo y además puedes conservarlas siempre a mano por mucho mayor tiempo en tu cocina..