Tipos de reproducción (III): división de matas


11 Continúo con esta serie cuyo post anterior trataba acerca de la reproducción por semillas y germinación, abordo ahora el amplio tema de los métodos conocidos como multiplicación vegetativa.

Cualquiera de ellos presenta ventajas entre las que destaco dos: obtendrás un ejemplar con idénticas características que la planta madre y esto será muy rápido comparado con el método de germinación. En el post introductorio donde clasificamos los tipos de reproducción, nombrábamos los métodos vegetativos más comunes que vamos a tratar a lo largo de estos días.

Así pues he pensado en comenzar hoy por el más sencillo y práctico de ellos: la división de mata. Se llama mata a una porción de planta que contenga por lo menos una de cada una de sus partes principales, es decir: tallo, hojas, eventualmente - pero no imprescindible - flor, y raíces. Dependiendo del tipo de planta esto no es difícil de obtener, basta con arrancar un conjunto de tallos fuertes, con cuidado de no destrozar especialmente las raíces. Obsérvala con atención y elige un buen punto para dividirla con tus manos siempre con cuidado de no dañarla.

Coloca ambas partes en nueva tierra con delicadeza, riega apenas para estimular la absocrción radicular y habrás terminado toda la operación que siempre es recomendable efectuar en primavera pues es la época de mayor vigor general de las plantas..