Tipos de suelo: Suelo franco


11 En estos días hemos estado hablando sobre los suelos.

Sus principales generalidades, la importancia de su profundidad y comenzamos a ver los diferentes tipos de suelos con los que nos podemos topar a la hora de cultivar, como el caso del suelo arcilloso y el suelo arenoso. Hoy veremos las características del suelo franco.

El suelo franco, más allá de la tendencia arenosa o arcillosa que manifieste, se caracteriza por no presentar los problemas mencionados en los casos precedentes. En términos generales, no se anega ni es excesivamente permeable, posee los nutrientes necesarios ?y a veces bien distribuidos- y no se compacta. La mayoría de las especies se desarrollan de manera adecuada en este tipo de terreno, por lo que un mantenimiento óptimo reduce al mínimo los inconvenientes que se pudieran presentar durante el crecimiento de los vegetales..