Tipos de trampas en plantas carnívoras


11 Los tipos de trampas en las plantas carnívoras pueden ser activas o pasivas.

Todas las plantas experimentan cierto movimiento por el simple hecho de crecer, pero en algunas carnívoras sus trampas de mueven de una manera rápida para atrapar sus presas. Entre las pasivas están las que disponen de bolsas con cierta cantidad de agua y fluídos digestivos.

Estos contenedores son hojas modificadas con una superficie resbalosa en las que caen los insectos al acercarse. Es el caso de la nepentes. Otro tipo de trampas pasivas son las viscosas.

Las hojas están recubiertas de pelos provistos de una glándula que excreta un fluido pegajoso en el que el insecto queda adherido al posarse.

A este tipo pertenecen las droseras. El ejemplo más conocido de trampas activas es la diodanea, con sus hojas modificadas en forma de mandíbula. Cuando un insecto se posa en esta parte de la hoja, toca unos pelillos que provocan que las hojas se cierren y unas espinas que tiene en los bordes impiden que escape. .