Todo lo que debemos saber sobre las malas hierbas o maleza de nuestro jardín


11 La denominación de mala hierba es relativa, pues todo depende de la óptica con la que se la observe.

Especies como la Elodea, que infecta las aguas dulces en Norteamérica, es una planta utilizada a menudo en los estanques europeos. No obstante, se designa como tal cualquier especie no deseada que aparece de manera masiva y que no puede eliminarse con facilidad.

Se trata de plantas muy adaptables y rústicas. Su presencia puede privar de nutrientes y agua a las especies cultivadas, por lo que el jardinero tiende a eliminarlas. Muchas de estas malas hierbas llegas arrastradas por el viento de lugares cercanos, por lo que suele tratarse se especies autóctonas, perfectamente adaptables a su medio.

Si lo que cultivamos son también especies autóctonas, estas últimas están en condiciones de oponer resistencia del mismo modo que sucede en la naturaleza. Sin embargo, si se trata de especies exóticas o variedades de cultivo, muchas veces se encuentran en clara desventaja frente a las invasoras.

A menudo es suficiente con ir arrancándolas en cuanto aparecen, aunque es una labor trabajosa, evita tener que utilizar herbicidas, que pueden resultar también perjudiciales para las plantas jóvenes del jardín..