Tomate: cultivo en maceta


11 El cultivo de tomates en maceta no presenta ningún tipo de problemas.

El tiesto debe al menos 30 centímetros de diámetro, la forma y el material no son vinculantes y se pueden utilizar otros contenedores de capacidad equivalente.

Lo importante es que la planta disponga de suficiente espacio donde desarrollar sus raíces. Se pueden plantar directamente plantas compradas en el vivero, son fáciles de encontrar. Si queremos obtenerlas desde semillas deberemos sembrarlas en un semillero a final del invierno (entre enero y febrero).

Cuando las plantas tienen 3 ó 4 hojas o el tallo alcanza el grosor de un lápiz, están listas para ser transplantadas al lugar definitivo de cultivo. Debemos procurarles un sustrato de calidad, con buen drenaje, luz abundante (al menos 6 horas diarias) y riego puntual, sin excesos pero evitando que el sustrato se seque. En invierno, cuando la planta deja de producir, se arranca y se planta una nueva la siguiente temporada. .