Trampas para acabar con las hormigas


11 Ya hablamos hace unos días en el blog sobre cómo combatir las hormigas.

Hoy trataremos algunos métodos caseros e inocuos para luchar contra ellas. Tú mismo puedes fabricar trampas pegajosas impregnando un cartón con resina o vaselina.

Colócalas a modo de barrera en los senderos de las hormigas hacia la zona de donde las quieras expulsar. Si quieres evitar que las hormigas suban por una planta prueba a poner alrededor del tronco un embudo de papel de aluminio con la parte ancha hacia arriba, las hormigas se pierden en el intento de atravesarlo. Rociando las entradas de los hormigueros con agua jabonosa y detergentes biodegradables acabarás con gran parte de ellas. También se pueden fabricar trampas a base de jabón y queroseno.

Hay que realizar una emulsión diluyendo 25 g.

de jabón en 1 l. de agua y añadiendo 50 cc.

de queroseno.

El producto obtenido se pulveriza sobre las plantas para mantener alejadas las plagas. Las partes verdes y las flores del ajenjo macerados en agua forman también un estupendo repelente de insectos. .