Tulbaghia: Una especia bien rústica


11 La Tulbaghia es una planta herbácea perenne con hojas basales, algo carnosas y con un profundo perfume a cebolla o ajo.

Las flores se agrupan en umbelas de color lila, rosadas o blancas, sobre un escapo sin hojas.

Se reproduce por división de matas en primavera y en otoño. Su fruto es una cápsula con muchas semillas, aunque rara vez fructifica. Esta especie resulta ideal para macizos, bordes y canteros por su prolongada floración, por su rusticidad, y además, porque su perfume mantiene alejados a pulgones y otros insectos.

Por otro lado, se la usa mucho en jardineras y como seto bajo.

Se la puede observar, además, en veredas alrededor de los árboles. Con respecto al clima; La Tulbaghia es una especie bien rústica que tolera fríos y sequías. Es ideal para climas mediterráneos y marítimos.

Para su plantación, el suelo debe ser fértil y estar bien drenado ya que no soporta períodos de encharcamiento. Es una planta muy vigorosa que constituye grandes matas en poco tiempo.

En dicho caso, se debe realizar una división para que no deje de florecer. En general, tiene la ventaja de no ser atacada por plagas a excepción de hormigas, que suelen hacerlo..