Una huerta más productiva


11 La siembra asociada se ha convertido en los últimos tiempos en una técnica esencial para armar la huerta doméstica y obtener grandes rendimientos.

Estas asociaciones persiguen varios criterios.

Uno de ellos es aprovechar mejor el espacio asociando especies de crecimiento vertical (puerros) con otras de desarrollo horizontal (lechuga). Otra alternativa es asociar variedades de crecimiento rápido (rabanito, lechuga) con otras de crecimiento lento (zanahoria, repollo). También es importante evitar las competencias por los nutrientes, combinando especies de raíces superficiales con otras de raíces más profundas cuya necesidad pasa fundamentalmente por el potasio. Las asociaciones poseen además efectos protectores frente a las plagas ya que algunas especies repelan a los insectos y otras atraen a bichitos benéficos.

Durante el período primavera-verano podrás organizar la huerta a partir de dos tablones (franja de tierra): uno para verduras y otro para tomates. En el primer tablón siempre verduras de raíz- como rabanitos, zanahoria y remolacha- con verduras de hoja ? como lechuga, acelga y repollo. Armálo colocando tres líneas horizontales de raíz separadas por 50 centímetros unas de otras y en ambas líneas intercale las verduras de hoja. En la cabecera del tablón siempre dos líneas de perejil.

Con respecto al tablón de tomates, lo ideal es intercalar entre las líneas albahacas, que es un aliado natural contra el ataque de los insectos..