Una terraza llena de vida


11 El mes de marzo, a caballo entre la primavera y el invierno es el mejor momento para preparar la terraza de cara al buen tiempo. Hay que trabajar aún con cuidado, sobre todo en zonas de climas menos templados, ante la aparición de las últimas heladas. En terrazas y balcones es muy importante considerar la orientación, los recipientes de cultivo y las características estructurales.

Aprovechemos todas las posibilidades y elementos de estos espacios: barandillas, alféizares, paredes y el propio suelo. Si el clima es cálido debemos realizar las labores de prevención de plagas y podremos preparar semilleros para la obtención de nuevos especímenes. Comenzaremos a aumentar los riegos progresívamente, las plantas comienzan a salir de su letargo invernal y necesitarán asimilar nutrientes. .