Uso de madera en diseño de jardines (III)


11 Hemos abordado en post anteriores, acerca del uso de maderas en los jardines, y cómo elegirla adecuadamente.

Hoy nos concentraremos en temas de diseño, que cuando de maderas se trata, sigue las mismas reglas y etapas que el diseño de un jardín común, en el sentido de que es importante que quien diseña debe ser capaz de iniciar un proyecto despojándose de ideas preconcebidas. Es importante que esté atento a las necesidades de su familia, de sus clientes, en fin de los usuarios del espacio, para posteriormente procesar los datos y convertirlos en información.

De esa forma se gesta lo que llamamos un proyecto integrado. Por ejemplo, si se está pensndo en un gacebo o un deck, hay que considerar que son volúmenes importantes que ocupan una superficie interesante y su ubicación debe  ser práctica y sobre todo armónica con el resto del jardín.

El diseñador debe tener bien claro cómo va a funcionar la estructura  que está concibiendo, en  vinculación con el conjunto total del jardín.

Por ejemplo, un cerco de madera compacto funciona como una barrera visual que permitiría ocultar ciertas zonas, no obstante una simple abertura en los mismos, producirá el efecto visual antagónico, es decir no hace otra cosa que generar un punto focal que atrae atención. Finalmente, y no es un tema menor, debe evaluarse con cuidado el presupuesto del que se dispone antes de iniciar el proyecto de diseño. Por este motivo, debe considerare con sinceridad la capacidad financiera disponible y en base a ella, pensar diferentes alternativas sin olvidar que en este tipo de diseño, la elección del material y especialmente los detalles de terminación inciden en forma determinante en el precio global de un proyecto..