Zantedeschia, cuidados


11 En un post anterior les había hablado un poco de la zantedeschia o cala, cuyo nombre científico es Zantedeschia aethiopica.

Ahora les daré algunos consejos útiles para su cultivo. El suelo donde plantemos la cala puede ser el normal de jardín, pero debemos cuidar que esté bien abonado: en épocas de floración lo ideal es usar un fertilizante orgánico dos veces al mes.

También debemos cortar las flores marchitas. La cala no suele presentar plagas a excepción de pulgones, que se controlan con insecticidas. Por otro lado, la humedad necesaria para su cultivo puede atraer a caracoles y babosas, que se pueden combatir con un molusquicida o capturándolos manualmente. Sí puede desarrollar algunas enfermedades debido al aparecimiento de hongos.

Éstos pueden alojarse en las hojas, y habrá que retirar las enfermas y quemarlas.

Si el problema ocurre en las hojas cercanas a la base, que son las más antiguas, puede pudrirse la raíz de la planta. También puede contraer bacteriosis, en este caso las hojas se vuelven amarillas y luego mueren. En el caso de virosis causadas por pulgones, la planta crece de forma raquítica, y con hojas manchadas de color verde pálido o amarillo.

En ambos casos eliminar las hojas enfermas..